Tuesday, August 19, 2014

Vive tu camino siempre en positivo



Vive tu camino siempre en positivo
El optimismo puede parecer toda una utopía en ciertos momentos en los que uno tiene la tentación de dejarse arrastrar por la negatividad que surge del dolor, la decepción y la tristeza. Sin embargo, cuando nos dejamos llevar por la corriente de pensar en negativo terminamos agotados y heridos. Vive tu camino siempre en positivo, no importa cuáles sean las circunstancias de ese momento. Siempre puedes elegir fijarte en el lado bello de la realidad, sin duda, es una actitud de higiene mental que suma seguridad en uno mismo, autoestima, confianza y bienestar.
Vive tu camino siempre en positivo porque no hay nadie que pueda venir a salvarte de la tristeza: solo tú mismo puedes hacerlo. Regodearnos en el dolor, caer en la autocompasión y dejarnos llevar por la lástima son graves errores que podemos cometer en la relación que tenemos con nosotros mismos. Por suerte, el ser humano puede rectificar sus errores y aprender a ser mejor persona para vivir de una forma más consciente de acuerdo al bienestar cuerpo y mente.
Aquello que piensas, influye en el modo en que te sientes y también, se refleja en tus acciones. Por tanto, es importante invertir en pensamientos positivos para ser también más optimista y tener una vida plena, llena de momentos bonitos.
¿Cómo dar el paso al optimismo y tener más pensamientos de este tipo?
1. En primer lugar, asumiendo que nadie cambia si no quiere hacer un esfuerzo por corregir una actitud. El esfuerzo es el precio que hay que pagar por salir de la zona de confort y aprender a vivir mejor.
2. Apuesta por hábitos que llenen tu vida de belleza. La belleza refuerza el pensamiento positivo: ¿Qué actividades te gusta hacer? ¿Qué planes te dan más satisfacción?
3. Cambia de una forma consciente cada pensamiento negativo que venga a tu mente por otro pensamiento positivo. Puedes llevar contigo una libreta para hacer anotaciones ya que la escritura es terapéutica.
4. Mírate al espejo cada mañana y sonríe con amor a la imagen que tienes frente a ti y llena de luz tu propio reflejo.
5. Comparte tiempo con tus mejores amigos y disfruta del placer de compartir la vida en agradable compañía. 

¿Cómo saber si tu pareja te toma en serio?



Al inicio de una historia de amor se generan muchas expectativas, que en ocasiones, se ven frustradas, simplemente, porque una de las partes se da cuenta de que da más de lo que recibe. ¿Cómo puedes saber si tu pareja  te toma en serio, o por el contrario, te está utilizando?
1. En primer lugar, déjate guiar por tu intuición. Cuando estás con alguien que de verdad, merece la pena, no existen grandes contradicciones entre razón y corazón. Ambos elementos caminar en armonía. En cambio, cuando estás junto a alguien que no te conviene, el pensamiento te dice una cosa, sin embargo, los sentimientos te dicen otra muy diferente.
2. Escucha las emociones que sientes. Una pareja que te valora te aporta estabilidad, tranquilidad, seguridad, serenidad… Por el contrario, estar con alguien que no te toma en serio es una tortura emocional en tanto que sientes, constantemente, que estás al borde del peligro o que algo malo va a suceder.
3. Busca por tener una relación madura, plena y estable.
4. Analiza si te presta atención cuando le hablas y recuerda las cosas con el paso de los días o tienes que repetirle una y mil veces cosas que para ti son importantes. ¿Tu pareja se preocupa por ti y te cuida, o por el contrario, tienes la sensación de que va a lo suyo? El instinto de protección brota del propio amor.
5. Tu pareja te trata con respeto no sólo en el ámbito privado cuando están solos sino también, cuando estás en público en algún plan con amigos o en la familia. Si el respeto se pierde en la etapa de noviazgo, no esperes que con el paso de los años, la situación cambie. Ya que en todo caso, el tema irá a peor. Algunas mujeres cometen el error de esperar eternamente a que su pareja cambie. En realidad, nadie cambia a no ser por una decisión propia.
6. Tu pareja te habla de futuro, planificar proyectos en común, y además, transmite ilusión en dichos planes. No te engañes a ti mismo y responde con objetividad a la siguiente pregunta: ¿Sientes que tu pareja te valora y te toma en serio, o por el contrario, tienes la sensación de que no te tiene tanto en cuenta como te gustaría? En ese caso, puedes hablar con ella para darle una oportunidad.

Monday, August 11, 2014

A raíz de la muerte del actor Robin Williams muchas son las opiniones respecto al suicidio...la mejor alternativa es encontrar la causa que nos llevan a estos pensamientos y trabajar a tiempo con ella.  Aquí algunos consejos sobre...



.                   Mila Carrasquillo


En ciertos momentos de la vida llegamos a creer que ya no tenemos un propósito que alcanzar, una razón para seguir, o que no somos lo suficiente para una persona. Pero el pensar así no quiere decir que sea cierto. Puede que no te des cuenta, pero le importas a muchas personas. Y aunque no lo creas, la mayoría de esas personas se sentirían muy tristes sabiendo que ya no volverían a verte. Pero ¿cómo lo sabrías? Tú ya estarías muerto. No es la manera de resolver tus problemas, cualquiera que sea la causa que los ha provocado.

1
No pienses que el suicidio es la respuesta a tus problemas. El suicidio es una de las peores formas de solucionar nuestros problemas o preocupaciones. Podemos pensar que es la única salida, pero no lo es. En realidad es de cobardes no querer enfrentarse a los problemas. Nunca pienses en quitarte la vida, solo porque no sabes que hacer.

2
Pide ayuda. Si piensas que nadie puede ayudarte, es probable que sea así, debido a que no dejas que te ayuden. Si les dices a tus amigos cómo te sientes, entonces ellos sabrán lo que está pasando y pensarán en cómo ayudarte. Así será si tú se los permites. Es entendible que no quieras que nadie te ayude, pero no tienes que estar solo, ni tampoco seguir con ese pensamiento en tu mente.

3
Si la causa de esos pensamientos es por una relación, no trates de hacer que la otra persona se siente mal, sólo porque has amenazado con suicidarte.Esta puede parecer una de las mejores formas para conseguir que alguien te ame, o que no termine contigo, pero realmente no lo es. Hacer que alguien se sienta culpable o tratar de que se arrepienta de no dejarte, no mejorará las cosas. Tal vez esa persona regrese a tu lado, pero se sincero contigo y hazte las siguientes preguntas:"¿está conmigo porque de verdad me ama?" o "porque sabe que me quitaré la vida si me abandona" No sería justo para esa persona estar bajo esas circunstancias. Será difícil al principio, pero lo mejor que puedes hacer es seguir adelante con tu vida, sin estar pensando en tentar contra ella.

4
Ponte en los zapatos de otros. Trata de imaginar cómo serían las cosas desde otra perspectiva. Por ejemplo, ¿qué pensarías si tu pareja te dice que se matará si la dejas? ¿Cómo te sentirías con eso? ¿Qué harías? ¿Qué le dirías? ¿Cómo reaccionarías? Si puedes verlo desde otra perspectiva, entonces podrías entender cómo se sienten otros, y comprenderás que lo que has estado pensando no ha sido lo mejor.

5
Trata de aceptarlo. Esto puede parecer una de las cosas más difíciles, pero es completamente necesario si es que quieres ser feliz de nuevo. Piensa que todo sucede por una razón, no importa cuál ha sido el problema. Las cosas mejorarán, solo tienes que tener confianza en eso. No te des por vencido, solo tú puedes hacer un verdadero cambio para sentirte como lo has estado deseando.

6
Piensa en lo que otros sentirían si en realidad hicieras lo que has estado pensando. Es posible que no te des cuenta, pero hay personas que se preocupan mucho por ti. Desde tus amigos, tu familia, y hasta conocidos. Piensa en cómo les afectaría si en realidad te fueras. Si tus pensamientos son provocados por una relación, entonces ¿cómo crees que se sentirá esa persona? Piensa en tu familia y en lo mucho que te quieren. Estarían devastados por tu muerte. Puede que no sea notorio, porque la gente no siempre lo demuestra, pero muchas personas se preocupan por ti.

 Encuentra como distraerte. Cuando te sientas deprimido o tengas pensamientos suicidas, puedes calmarte escuchando música, escribiendo, viendo televisión, o saliendo con tus amigos, etc. Hay muchas maneras en que puedes distraerte de los problemas, aunque no lo creas. Pero tienes que tener la iniciativa. Trata de salir y vive la vida al máximo.

8
Ten paciencia. El tiempo lo cura todo, aún cuando parece que no lo hará. Es difícil de entenderlo en el momento, sin embargo, tienes que comprender que el tener pensamientos suicidas no ayudará a que el tiempo pase más rápido. Sólo tienes que ser fuerte y no darte por vencido. Las cosas mejorarán, pero tienes que dejar que vayan a su ritmo. Sólo tú puedes decidir cómo quieres que sea tu futuro.

***Consejos

  • Tratar con pensamientos de ese tipo no es cosa fácil. Pero si puedes recibir ayuda de otras personas, acepta su ayuda. Las cosas mejorarán.
  • La paciencia es una virtud, no es algo que simplemente llega de forma natural. Solo podrás ayudarte a ti mismo si eres más paciente. O puedes confiar en tu familia y amigos para que te ayuden con la situación que estás atravesando.
  • El que tengas pensamientos suicidas no te hace una mala persona. Simplemente estás teniendo dificultades para entender lo que está pasando en tu vida. Lo mejor que puedes hacer es mantener la calma y pensar que todo mejorará con el tiempo.
La meta de los hijos manipuladores, es vencer a sus padres sin necesidad de convencerles. Es llevarles donde ellos quieren, sin darles ninguna razón para que así no haya discusiones. Previamente por medio de su comportamiento, convertirles en meros objetos, para poder dominarles y manejarles, según sus intenciones. No juegan limpio, hacen todas las trampas que pueden, pero los padres se dejan engañar de buen grado, por los hijos que aparentemente, les satisfacen sus apetencias paternales.
Los hijos manipuladores, empobrecen la vida de los padres y los reducen, a objetos de usar y tirar. Rompen la calidad de la unión familiar y las realidades del entorno. Les seducen con halagos de buen comportamiento, pero en el fondo, solamente son las artimañas para conseguir sus fines. Siempre comienzan con una idea tentadora, casi imposible de rechazar. A los padres los reducen, a meros clientes de lo que ellos venden: Egoísmo, ambición, intolerancia, etc. En los momentos de la manipulación, no le interesan los padres, solamente mientras estos sean clientes de sus ideas.
A medida de que los hijos se van haciendo mayores y llegan a la preadolescencia y a la adolescencia, empiezan las verdaderas manipulaciones, que posteriormente se convierten en abusos y hasta en agresiones, dependiendo de la calidad y cantidad, de los conceptos que les hayan sido permitidos, consentidos y acostumbrado. Es la manipulación, en las distintas fases de la vida de los hijos.
Manipular también se hace con el silencio, cuando hay que hablar y con la omisión, cuando hay que hacer y con la desobediencia y con la exclusión. Esa manipulación, suele ir acompañada del chantaje emocional hacia los padres o del chantaje pedigüeño y egoísta, para hacer algo, a cambio de lo que han pedido los padres.
Manipular es una forma sutil de abusar. Suele ser el principio del abuso físico o emocional. Cuando la otra persona, cónyuge, hijo, padres, etc. ya están bien manipulados y le han destruido sus defensas ante los que le manejan, empieza una segunda etapa de “acoso y derribo”. Esta segunda etapa, es la más peligrosa para los manipulados, pues ya se quedan a merced de los manipuladores y de sus abusos.
Los hijos cuando manipulan a los padres, se pueden encontrar la desagradable sorpresa de que, si los padres son inteligentes y se dan cuenta que los hijos les intentan manipular, vuelvan la oración por pasiva y manipulen a los hijos. En esta nueva alternativa, los hijos tienen mucho más que perder, pues se supone que los padres, deberían ser más inteligentes y manipularles más y mejor.