Saturday, October 11, 2014

REENCARNACION
"Tengo marido... Es un hombre muy malo... Me mató... Tengo un agujero en el estómago"
Esta sorprendente declaración salida de los labios de una niña de dos años dejó aterrados a sus padres... y permitid a la vez descubrís "uno de los casos de "reencarnación" más sorprendentes conocidos hasta la fecha", según un famoso experto en la materia.
El profesor Hamendra Nath Banerjee, que investigó el caso durante seis meses, dijo que una mujer casada y madre de cuatro hijos que había sido asesinada por su marido de una puñalada en el estómago, habla vuelto a nacer reencarnando en la niña citada.
El suceso, por supuesto, sucedió en la India, cuya población cree mayoritariamente en las teorías sobre la reencarnación.
Y lo sorprendente, según el profesor Banerjee, es que aunque la niña vivía lejos del lugar de residencia de la muerta por, su marido y nunca antes habla tenido contacto alguno con los familiares de aquélla:
Conocía con todo detalle sucesos de la vida doméstíca de la mujer asesínada, detalles que solo la muerta o sus paríentes más próxímos podían conocer.
Reconoció instantáneamente al marído de la muerta como el asesino de aquélla la primera vez que le vio.
"Raramente en la historia de las reencarnacíones se habla visto otro caso que ígualara a éste", declaro el Profesor Banerjee, director de investigaciones en el Instituto Hindú de Parapsícología.
La saga misteriosa comenzó una calurosa noche de Nueva Delhí, en junio de 19ó1, cuando una mujer de 28 años llamada Gurdep Síngh recíbíó una cuchillada fatal en el estómago a manos de su marido.
El Profesor Banerjee dijo que el prímer indicio de que la mujer asesínada había vuelto a la vida se produjo siete años más tarde, cuando una niña de 2 años llamada Reena Gupta atemorízó a sus padres al anunciarles: "Tengo un marído Es un hombre muy malo El fue quien me mató..."
Acto seguido, la niña se señaló el estómago y dijo: "Tengo un agujero aquí”. La madre de Reena temíó que la niña fuera víctíma de algún trastorno psíquíco. Pero el padre, funcionario del Ministerio de Informacíón y Comunicaciones de la Repablica India, insistid en que era una fantasía de la niña que se pasaría con el tiempo.
"Pero cuanto más intentaba yo ígnorar sus inquietantes revelaciones sobre una vida anterior, más ínsistía ella en sus detalles" recordó la madre de Reena cómodamente instalada en el amplío comedor de su casa de la alta clase medía de nueva Delhí.
"Insístia en que habla tenido cuatro hijos y llegó incluso a decirnos sus nombres familiares".
Revelando nuevos detalles sobre su presunta vida anterior, la niña dijo a una tía que el marido de la asesínada se había lesionado una pierna al tratar de poner en marcha una motocicleta. Y, añadíó Reena, se había puesto ciego de ira cuando Gurdeep intentó probarse uno de sus suéters deportivos que utilizaba cuando iba en moto. Muy pronto, la noticia de las fantásticas afirmaciones de la niña llegaron a oídos de los padres de Gurdeep, que vivía en el lado opuesto de la multítudínaría capital Híndú.
E1 día 27 de mayo de 1968, la mayoría de los parientes de la difunta Gurdeep visitaron el hogar de la niña, Reena, que para entonces estaba a punto de cumplir los 3 años. La reunión, cargada de emotividad, dejó a los miembros de ambas familias sumídos en llanto.
"Fue algo íncrefble", dijo en su clfníca el abuelo paterno de Reena, que es médico licenciado. "El rostro de la niña se ílumínó inmediatamente y Reena reconocíó a todos los presentes".
Dos días más tarde, la pequeña Reena vísitó el hogar de los padres de Gurdeep y según éstos, la niña reconoció sin lugar a dudas la mayor parte del ínteríor de la casa íncluída una fotografía de Gurdeep.
"Entonces supe con certeza que nuestra hija muerta había reencarnado en la niña", dijo el padre de Gurdeep, sonriendo ante el recuerdo.
Según el Profesor Banerjee, la parte más asombrosa del caso sucedíó en 1971, poco después de que el marido de la mujer muerta, llamado Surjeet, fuera puesto en libertad, tras haber cumplido una condena por, homicidio.
"Cuando oyó hablar de Reena, se dejó ganar por la curíosídad", dijo el Profesor Banerjee. "Fue al hogar de la niña haciéndose pasar por un socio del padre de Reena, para ver si la niña le reconocía".
"¡No es quien dice que es!", gritó la niña, cogiéndose desesperadamente de las piernas de su madre y con los ojos dilatados por el miedo. "Es mí marido, Surjeet. Haz que se vaya. ¡Ha venido a matarme de nuevo!"
El asombrado Surjeet se fue después de haber declarado su verdadera identidad. Pero se le permitió regresar varias veces para que hablara con Reena.
La niña se mostró extraordínariamente tensa. Se negaba en todo momento a acercarse al visitante, y díficílmente se pudo tomar, una foto en la que aparecían el uno junto al otro. La niña contemplaba al ex marido y asesino con un pánico real, y solose tranquilizaba cuando aquél habla abandonado la casa.
El profesor Banerjee dijo que Surjeet le habla confírmado posteriormente que, "como habia dicho Reena, en cierta ocasión se habla hecho una grave herida en una de sus piernas, aunque no con una motocicleta, sino con una bicicleta. También confírmó el relato de la niña sobre el suéter".
Concluyendo su ínvestígacíón, el profesor Banerjee dijo que estaba convencido de que no habla posibilidad alguna de fraude en el caso y de que ni la niña ni sus padres hablan conocido antes ni teman amistades que hubieran conocido a la mujer muerta y sus parientes.
"Estoy convencido más allá de toda duda que tanto la niña como los miembros de su familia dicen la verdad", dijo el Profesor Baner jee. "Les he entrevistado individualmente y por separado en varías ocasiones. Utilicé técnicas de ínterrogatorío muy complicadas. E incluso les tendí trampas sin lograr que cayeran en ellas".
"En todas las ocasiones, el relato fue coincidente. Todos ellos decían la verdad."
Este es el extraño caso de la niña híndú que afirma haber reencarnado.
(Natíonal Enquírer.

No comments:

Post a Comment